11222512_1090909994266705_7621368259074748730_nCuando llega Navidad la casa parece inundarse de recuerdos y especiales momentos compartidos con aquella persona tan querida que ya no está. Se trata de una fecha dolorosa que intensifica las emociones y parece envolvernos en un doloroso proceso de rememoración… las lágrimas no tardan en llegar mientras lamentamos profundamente que no esté aquí con nosotros para disfrutar de esta reunión familiar pero ¿cómo podemos honrar la memoria de nuestro ser querido durante esta Navidad?

Ya sea recreando una antigua tradición que solía disfrutar o iniciando una nueva costumbre, tenemos maravillosas maneras de sentir la presencia de nuestro familiar durante estas fiestas.

¿CÓMO HONRAR LA MEMORIA DE TU SER QUERIDO EN ESTA NAVIDAD?

Puedes honrar la memoria de tu ser querido ya sea continuando con una antigua tradición o bien iniciando otras nuevas costumbres.

No importa si tu ser querido ha fallecido hace unos años o tan sólo unos meses… Es normal que esta época del año cargada de festividades y reuniones familiares se vuelva especialmente difícil para ti.

Las emociones que creías dejadas atrás, vuelven a sentirse con una intensidad inusitada ya que cada preparativo de esta Navidad te hace recordar los añorados momentos compartidos con quien ya no está.

Si tu cuerpo está cansado, tómate unas horas para descansar… Será tu cuerpo el que te diga lo que necesitas.  No tengas miedo de admitir tu agotamiento físico y emocional… deja que las lágrimas vengan cuando así lo sientas. Para conocer más sobre el proceso de duelo en Navidad te recomiendo leer este enlace: “Cómo afrontar el duelo en Navidad”.

Sé que desearías dormir todo el día hasta que esta fecha pase o dar la vuelta al calendario para que sea enero de una vez…

La Navidad nos impulsa a la reflexión sobre el pasado y lo que haremos en el futuro.

Los recuerdos pueden traen lágrimas así como sonrisas mientras que el futuro parece desmoronarse ante los sueños posiblemente perdidos. Es una etapa emocionalmente muy exigente para ti, por eso, ayudemos a tu corazón afligido a hacer algo tangible para recordar a tu ser querido brindándote maneras creativas de mantener viva su memoria y traer al presente los momentos felices que pasaron juntos.

7 Maneras de homenajear a tu ser querido y sentirlo más cerca de ti en esta Navidad

1. ENCIENDE UNA VELA. Si el trabajo y las obligaciones domésticas te quitan mucho tiempo, el encender de una vela puede ser una manera sencilla pero especial para recordar a tu ser querido durante esta Navidad. Enciende una vela en su memoria el día de Nochebuena y tómate unos minutos para expresarle tus deseos, temores o pensamientos desde que ha partido. Puedes colocar la vela en el centro de la mesa o bien elegir un lugar especial de la casa que él o ella solía disfrutar. Coloca junto a ella un mensaje, frase o foto que quisieras dedicarle. Si eres religioso, puedes acompañar esta vela con una oración familiar para que él o ella descansen en paz. Esta actividad puedes hacerla en solitario o bien compartirla con el resto de la familia. Recuerda que la contención mutua tiene un gran valor en estos momentos especialmente exigentes.

2. COCINA SU COMIDA PREFERIDA. ¿Qué comida solía gustarle hacer a tu ser querido para la Navidad? No dudes en incorporar esa tarta, carne asada o ensalada en tu lista de recetas para hacer en esta fecha especial. Más aún si ella o él ha sido quien te enseñó esta receta, podrás sentir su presencia en cada etapa de la elaboración de este plato. Permítete reír y llorar mientras lo haces… Durante la cena, coloca sus platos favoritos en el centro de la mesa para ponerlos de relieve mientras compartes con la familia los trucos y secretos gastronómicos que te ha enseñado para prepararlos. Inclusive puedes recoger las recetas especiales de Navidad que solía hacer tu ser querido y diseñar un libro de cocina para regalar a tu familia. De esta manera, el amor de tu ser querido y sus tradiciones se mantendrán con vida.

3. COLOCA NUEVOS ADORNOS. Quita aquellos viejos adornos del árbol navideño y coloca nuevos objetos de decoración en homenaje a tu ser querido fallecido. Es una excelente actividad para compartir con los niños ya que ellos pueden ayudarte a seleccionarlos. Por ejemplo, puedes personalizar un adorno de cristal en el que esté grabado el nombre de tu ser querido o bien puedes colocar objetos que reflejen sus gustos e intereses.

adorno_navidad

Inclusive puedes colocar un retrato en miniatura con el rostro de tu ser querido o bien pedirle a cada uno de los miembros de tu familia que escriban un mensaje en su memoria para luego colgarlo en el árbol navideño. De esta manera, no sólo lo sentirán cerca durante toda la velada sino también en el especial momento de abrir los regalos.

4. CREA UN ÁLBUM DE NAVIDAD. Cuando un ser querido muere, una manera reconfortante de afrontar las fechas navideñas es comenzando una nueva tradición familiar especialmente dedicada a rememorar la vida de quien ya no está. ¿Qué te parece si en esta reunión familiar se toman unos minutos para ver un álbum de fotos? Pide a todos los integrantes de la familia que envíen aquella foto navideña con su ser querido que más les guste, colócala en un álbum de fotos y compártelo con toda la familia. Si no deseas hacer un álbum o no tienes suficientes imágenes, te sugiero hacer un gran collage en donde reflejes los gustos, intereses y sueños de la persona fallecida. Quedarás asombrado de las increíbles historias y anécdotas que conservan cada una de estas preciadas imágenes.

5. ORGANIZA UNA MESA MEMORIAL. Esta idea puede ser parte de una nueva tradición navideña ¿Qué fotos, objetos y recuerdos te gustaría compartir con tus familiares durante esta Navidad? Diseña una pequeña mesa en donde puedas colocar varios recuerdos de la persona fallecida como fotos, regalos, objetos preferidos y aquellas cosas que reflejen sus gustos e intereses.

mesa_memorial

Si sólo deseas hacer una mesa de fotos, puedes pedir a tus familiares que acerquen la foto más especial que tengan junto al ser querido que ha muerto para colocarla en una mesa destinada a tal fin acompañada de una vela que las ilumine. De esta manera, no sólo podrás rendir homenaje a su memoria y a su cálida compañía sino que estimularás la conversación sobre tu ser querido, sus anécdotas y su personalidad.

6. MIRA VIDEOS CASEROS. ¿Cuántas filmaciones tienes guardadas en tu casa y hace tiempo que no miras? Busca aquellas olvidadas filmaciones en donde aparezca tu ser querido fallecido y disfruta de aquellas Navidades en donde ella o él estaba presente… Comparte este video con amigos, hijos o familiares jóvenes que nunca tuvieron la oportunidad de conocer a tu ser querido… Será una gran manera para que descubran su personalidad. Al ver sus infaltables humoradas o escuchar su risa podrás reflexionar sobre los momentos felices que compartieron juntos. Si has perdido a un ser querido recientemente y esta es tu primera Navidad sin él o ella, procura dejar esta actividad para próximas festividades. Espera a que este dolor no sea tan crudo y te sientas preparado para revivir estas imágenes.

7. REALIZA UNA DONACIÓN. Una manera de honrar la memoria de tu ser querido es rescatando su mirada solidaria hacia los demás. Si lo deseas, puedes hacer una donación al instituto que investiga la enfermedad por la cual murió tu familiar o bien a una organización dedicada a alguna temática que era importante para tu ser querido fallecido. ¿Qué te parece si donas ropa a una familia necesitada o compras alimentos para un refugio de animales? Esta opción no sólo te permitirá hacer una donación a nombre de tu familiar o amigo fallecido sino que será un gesto reflexivo y generoso inolvidable que te ayudará a sentirte bien y quitar el enfoque de ti mismo al menos por un rato. No importa cuánto dinero destines, recuerda que se trata de una acción solidaria simbólica para rendir homenaje a los pensamientos e ideales de quien partió.

Más allá de cualquiera de estas opciones que elijas para honrar la memoria de tu ser querido y sentirte más cerca de él, recuerda que la manera más saludable para atravesar esta Navidad es no sólo aceptando tu proceso de duelo sino también permitiéndote hablar de él o ella sin temor a los pensamientos y emociones que puedas provocar en los demás. No seas tan duro contigo mismo… Permítete llorar, reír, disfrutar de las anécdotas y recordar el tiempo compartido. Este permiso hacia ti mismo no sólo alivia el estrés propio de estas reuniones sino que además aligera un poco el peso que sientes en el corazón.

¿Qué sugerencias te han sido útiles a ti para recordar a tu ser querido en estas fechas? Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de dolientes.

Fuente: http://www.obituariosdevenezuela.com/